Agregamos dos clases mas de TWERK en la semana..

¿Ya oíste hablar del twerking hoy en día? El sensual baile que han popularizado muchas famosas es ya mundialmente practicado por públicos de todas las edades, pasando a ser un tipo de danza más.

Pero, ¿en qué consiste realmente el twerking? La palabra es la unión de ‘twist’ (retorcer) y ‘jerk’ (otro estilo de baile). Se originó en América del Norte, y tiene orígenes en la cultura africana.

Es un tipo de baile provocativo, que trabaja básicamente el movimiento de cadera hacia adentro y hacia fuera de manera repetida al ritmo de la música. Se baila de múltiples formas, incluso llegando a mantenerse boca abajo en vertical, con los brazos en el suelo, en cuadrupedia… Por lo que resulta un ejercicio fisico bastante completo.

HORARIOS DE TWERK

  • LUNES 19:30 
  • MARTES 19:30
  • VIERNES 19:30
  • SABADO 15:00 

 

  • PROFE: PALOMA PEREYRA
  • CLASE GENERAL CON TICKET O PAGO POR CLASE
  • TRAER RODILLERAS
  • PRIMER CLASE VIERNES 2 DE FEBRERO

¿Qué beneficios contempla la práctica del twerking?

Estiliza las piernas. El hecho de trabajar prácticamente todo el rato en posición de semi-sentadilla y con la cadera baja propicia que los músculos de las piernas sean estimulados, aumentando su fuerza y estilizandolas.

+Tonifica el abdomen. Los movimientos que se realizan y las posiciones mantenidas permiten que el vientre se tonifique y mejore su firmeza.

+Esculpe los glúteos. Evidentemente, estos músculos son unos de los que más se benefician al llevar a cabo esta actividad. El movimiento permite que se aumente la firmesa y el aspecto, realzándolo y haciéndolo atractivo.

+Pérdida de peso y/o grasa. El ejercicio cardiovascular que se lleva a cabo permite la movilización de grasa y ayuda a mejorar el aspecto del cuerpo y el correcto funcionamiento del sistema cardiorrespiratorio.

Mejora la circulación y tonificación de la zona perineal.

+Disminuye el estrés. La liberación de hormonas como las endorfinas permite disminuir el grado de ansiedad y estrés que se puede presentar en la vida cotidiana.

fuente: diariofemenino.com